Publicado en por Gissela Martinez

 

La salud no sólo es sinónimo de ausencia de enfermedad. Estar saludables implica un estado permantente tanto de bienestar físico como emocional y psicológico que todos debemos procurarnos para mejorar nuestra calidad de vida. De esta forma, saber cómo podemos cuidar nuestra salud desde todos los ámbitos es fundamental para llevar una vida mejor y más feliz. Además, si nos acostumbramos a cuidar nuestra salud, tendremos la capacidad de ayudar a mejorar la de nuestro entorno.

 

Consumir frutas y vegetales
 

No todos están acostumbrados a comer frutas y vegetales en su día a día. ¡Eso es un grave error! Estos son los alimentos más sanos, que aportan gran cantidad de nutrientes, vitaminas y minerales que el organismo necesita para estar saludable, y que además brindan tan pocas calorías que nos ayuda a conseguir un peso estable. Intenta comer 5 porciones de frutas y verduras al día.

 

Disminuir la comida chatarra

 

Y así como debemos aumentar nuestro consumo de frutas y verduras, tenemos que reducir las comida chatarra de nuestra alimentación. Hablamos de las frituras, embutidos, los alimentos azucarados, salados o procesados y ricos en grasas saturadas y calorías. Estos alimentos nos aportan grasas poco saludables para el organismo -lo que nos pone en riesgo de enfermedades cardiovasculares- y muchas calorías, de manera que proveen el aumento de peso y la obesidad.

 

 

Eliminar los vicios

 

Si te propones llevar una vida sana y poder vivir más años, debes dejar de fumar y dejar de consumir alcohol y/o drogas. Estas sustancias son sumamente dañinas para la salud y causante de todo tipo de enfermedades graves como el cáncer y problemas cardiovasculares. Te recomiendo que leas los Beneficios de dejar de fumar para que veas los impresionantes cambios positivos que suceden en el cuerpo al abandonar ese mal hábito.

 

Dormir lo suficiente

 

A pesar de que es una de nuestras necesidades básicas, no todas las personas se hacen el tiempo suficiente para dormir. ¡Dormir es lo que permite al organismo regenerar la energía que necesita para vivir y mantenerse activo! Para estar saludables y emprender todas las actividades que nos propongamos con energía y concentración, los expertos recomiendan dormir unas 7 u 8 horas diarias.